Recomendados

[1990] House of Cards

Fuente: BBC

 ¿Podremos llamar a esta última semana de febrero… “La semana de House of Cards“? Es que con su regreso este fin de semana, en el mundo seriéfilo, no se habla de otra cosa… y esa es la locura la que despierta el Frank Underwood de Kevin Spacey.

Más allá de que el viernes vamos a estar recordando dónde nos quedamos y el lunes comentando sobre su regreso… Me pareció interesante charlar un poco sobre la serie original que estrenó en 1990. ¿Arrancamos?

Fuente: BBC

Yo creo que existe una gran verdad sobre ver series viejas: es muy difícil y, con este tipo de series, más todavía. No sólo porque el contexto (social, político, económico) al que hacen referencia cambió muchísimo… sino porque uno, como espectador, envejece. Ya vimos muchas cosas que se inspiraron en esta gran serie de los ’90, la forma narrativa es muy diferente a lo que estamos acostumbrados y hasta la manera de actuar se ven transformadas con el correr de los años.

Esto no significa que no podemos disfrutar de una serie o película sino que, en algunos casos, hay ciertos recursos que nos resultan extraños y difíciles de asimilar. En lo personal creo que con House of Cards (UK) se experimenta un doble sentimiento: el primero es el de “lo extraño” hacia elementos en la narrativa audiovisual que ya no son tan visibles.

Por el otro el de “curiosidad”. En este punto es probable que todos hayamos visto la versión norteamericana antes que la inglesa y al mirarla, empezar a buscar y reconocer los personajes de una y la otra… qué trae de diferente y qué quedo en la mini-serie británica.

Fuente: BBC

Con esto en mente, conozcamos y comentemos la mini-serie original:

  • La serie es una adaptación de la novela escrita por Michael Dobbs e inicia luego del final del mandato de Margaret Thatcher. Es más, en una de las primeras escenas nos encontramos con Frank Urquahart (Ian Richardson) sosteniendo una foto de Margaret y despidiéndola diciéndole algo como “Nada dura para siempre“.
    House of Cards en su versión televisiva se despega bastante del libro, por ejemplo, Frank nunca le habla directamente al lector. Esto fue un recurso creado solo para la serie y que se respetó en la remake norteamericana.
  • La versión británica es lo que denominamos como mini-serie. Tiene solo cuatro episodios que, el primero, estrenó el 18 de noviembre de to 1990.
  • En algún punto uno puede llegar a encariñarse con el papel de Spacey pero no es algo que pasa con el de Richardson. Lo odias porque es mucho más oscuro, más cínico, sarcástico y malo. Eso sí, comparten la capacidad de construir personajes hipnóticos, que te atrapan con su oratoria, observaciones y miradas cómplices.
  • Una de las cosas que más me gusta de su versión original, recurso que también vemos en la norteamericana pero mucho menos, es el abuso de primeros planos cerrados. Constantemente nos encontramos con Frank mirándonos a la cara, con el marco casi cerrado al cuello. Nos habla directamente y nos hace cómplices de su oscuridad. También vamos a ver este recurso con otros personajes y va a funcionar de la misma manera: nos hace íntimos amigos, partícipes de lo que está pasando y de lo que estamos viendo.
  • Ambas historias empiezan con el mismo conflicto. Frank no obtiene lo que le fue prometido y, por esto, comienza a hacer uso de los secretos y conexiones que tiene en las esferas del poder. Tanto él como su mujer saben muy bien lo que quieren… y están dispuestos a conseguirlo a toda costa.
    Es muy divertido ir encontrándose con situaciones y hasta partes del guión que se respetan en ambas series.
  • El simbolismo es muy importante en el drama británico. En sus cuatro episodios vemos aparecer ratas que buscan representar a la corrupción y podredumbre de la sociedad británica de los 90. Pero también juega con la idea de la persecución y cacería de las ratas al intercalar secuencias de estos roedores con el trabajo periodístico de Mattie Storin.
  • En lo personal creo que la versión original, por una cuestión de época, resulta mucho menos glamourosa que su edición norteamericana. Vemos la cara brillosa de Frank, a él y su mujer manejando su auto, vestidos de manera mucho más informal y cotidiana.

Mi impresión.

Cuando estrenó House of Cards en Netflix hice lo que todos hicimos: buscar la original y mirarla. Como les contaba antes, al principio me costó un poco poder tomarle el ritmo y seguirla, me chocaba la estética, los planos cortados y hasta la creación de ambiente a través de una musicalización que me sonaba muy extraña.
Pero, pasado ese primer shock, me enamoré. Sin duda son cuatro episodios que valen la pena ver, disfrutar y permitirse comprar con la serie de Netflix.
Richardson construye un personaje enorme y, al estilo de la Jelineknos dejó para toda la vida su: “You might very well think that. I couldn’t possibly comment”

[HTML1]

Recuerden que House of Cards vuelve el próximo viernes 27 con su tercer temporada.

 Si queres seguir las novedades de “Fuera de Serie” podes hacerlo desde Twitter  ACÁ  o Facebook ALLÁ 🙂

4 comments on “[1990] House of Cards

  1. A pesar de que House of Cards es un producto magnífico, como serie 100% política prefiero las dos (y únicas) temporadas de Boss. Al menos en mi persona, funciona mejor Kelsey Grammer que Kevin Spacey.

    Me gusta

    • Boss fue genial. Además la intro tiene a Robert Plant y eso me conquista sin demasiadas vueltas…

      Sin embargo, la verdad, que el drama de la hija drogadicta era una pesadilla.

      Me gusta

      • Coincido, eso era prescindible.

        Lo que no era prescindible, y que, de hecho, era una de las mejores cosas de la serie: Ezra Stone. Impecable personaje e interpretado a la perfección.

        Me gusta

  2. Pingback: [House of Cards] Volvió Frankie - Blogs lanacion.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: