Recomendados

[El fin de una era] Adiós a Mad Men

Fuente: Mad Men

Ayer, en la noche norteamericana, se despidió Mad Men. Tan épica debía ser esta despedida que hasta AMC apagó todo el resto de las señales para darnos una última indicación sobre dónde realmente debía estar puesta nuestra atención.

Nunca es fácil despedirse de una serie como Mad Men, menos luego de seguirla fielmente después de siete temporadas… o cuando nos vemos rodeados de tantas teorías sobre su final. Yo, desde el segundo cero, estuve dispuesta a aceptar el cierre que le estaban dando sus creadores y si bien, no era el que yo quería, no me decepcionó.

Primer adiós: Sobre Mad Men

Fuente: Mad Men

Parece ayer que estábamos festejando el regreso de Mad Men y no queda duda en que terminó en el momento adecuado. Mad Men es hoy (y seguirá siendo) una de las grandes series de los últimos años de la televisión. Una de esas que se suma esa nueva “generación” que lograron estallar nuestra pantalla desde su estética, historia, actuaciones y narración. Una más de esas series que demuestran que la televisión no es la hermana boba del cine, sino que tiene su propia personalidad… su propia forma de hacer las cosas.

Es una obviedad decir que una de las mayores riquezas de Mad Men es su reconstrucción histórica de los años 50′, 60′ y una gran parte de los 70′. También es una obviedad decir que esta estética llevada a un verosímil tan real y del cual casi nadie duda, usa todas los elementos y herramientas para hacerte estallar la cabeza: hasta la música de los títulos nos atrapa y nos quedamos viendo ese ir y venir de nombres hasta que finalmente frena y nos dice “Ok. Basta… Ya terminamos. Podes irte. Esto no es más que una pantalla negra“.

En cuanto a los personajes cada uno tendrá su favorito y yo, esta vez, me voy hacia la tribuna femenina. Siempre disfruté más ver el enorme crecimiento que tuvieron las chicas de Mad Men a lo largo de estas siete temporadas: Peggy (Elisabeth Moss), Joan (Christina Hendricks), Betty (January Jones) y, sin lugar a dudas, Sally (Kiernan Shipka). La riqueza de sus historias, los perfiles tan diferentes y cómo fueron cambiando de las primeras temporadas a esta última… me resulta sencillamente maravilloso.

[HTML1]

Segundo adiós: Serie Finale

Una de las cosas que más me gusta de Mad Men es que yo la veo como una serie costumbrista de una época determinada. Mad Men viene a contarnos sobre la vida de Don Draper (Jon Hamm) en una agencia de publicidad pero, a lo largo de los capítulos, esa historia logra darle espacio a las vidas de los personajes que están a su alrededor. Historias que van tomando fuerza y relevancia hasta llegar a una serie finale donde nosotros, los espectadores, queremos conocer el final de todos aquellos personajes… y no solo de Don.

Había muchísimas teorías dando vuelta sobre el final de Mad Men y yo les voy a contar como me imaginaba un final perfecto:

Don volvía a su casa, acompañaba a Betty en sus últimos meses de vida, reconstruyendo su relación con ella y sus hijos. Y, de alguna forma, nos encontrábamos en el 2007 (con algo de fuerza, podría pasar) con Don anciano mirando lo que fue su vida.

Claramente esto no fue lo que pasó y no me siento para nada desilusionada con el final.

La serie finale se encargó de cerrar las historias de todos los personajes sin quebrar o romper el lineamiento que venían teniendo. Logrando esto sin que signifique algún giro sorpresivo o que pensábamos que no iba a suceder como, por ejemplo, esa última confesión de amor entre Peggy y Stan.

Fuente: Mad Men

Yo soy de las pocas que defendió el final de Dexter y también defiendo este final de Mad Men. Muy fiel a su estilo, cerró las historias que nos regaló durante siete temporadas… no como todos queríamos que cierren, no como todos nos podíamos imaginar que cierren… sino como es la vida: con cosas buenas y malas en igual medida.

Y me alegra ver esa última sonrisa de Don, donde todo parece terminar y esa lucha interna parece llegar a un final…

Adiós y nada más

Fuente: Mad Men

Pero este tipo de finales siempre quedan ambiguos. ¿Don queda en esa granja hippie el resto de sus días, retirado y alejado de todos aquellos que conoce? ¿Joan encontrará a su verdadero amor? ¿Peggy volverá a ser madre y/o reconectarse con su hijo? 

Por el momento no creo que esas preguntas sean respondidas. Pero yo, en lo personal, me alegro con este final. Me alegra por el personaje y me alegro por la historia. Me dije a mi misma… “Por fin… Por fin dejar de caer. Todos nos merecemos eso“.

<< Las respuestas llegaron algunos días después: [Mad Men] Palabras finales>>

Y, como siempre, esa genial manera de conectar el pasado real con la ficción. Su sueño de armar una campaña para CocaCola y… ¿terminar en una?

Si queres seguir las novedades de “Fuera de Serie” podes hacerlo desde Twitter  ACÁ  o Facebook ALLÁ 🙂

1 comment on “[El fin de una era] Adiós a Mad Men

  1. Pingback: [Me puse a pensar] Muecas de adiós… - Blogs lanacion.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: