Recomendados

Yo, Soledad Venesio

Si alguien me hubiese preguntado sobre qué estaría escribiendo en el post número 120 de Fuera de Serie hubiese dicho, con total seguridad, que estaría hablando sobre el regreso de Hannibal.

Pero acá estoy. Intentando generar algún tipo de feedback sobre algo que me cayó de forma inesperada y que, personalmente, considero poco profesional pero, sobre todo, cruel y dañino sin razón.

Sobre mí y cómo surgió “Fuera de Serie”

Quizá debería haberlo hecho antes pero, con total honestidad, nunca pensé que fuera necesario. ¿A quién podía interesarle ésta parte? ¿Esto es un diario personal o un blog sobre series de televisión? ¿Quizás es ambos y yo no supe verlo?

Hoy sí importa y se creó el espacio (o la necesidad) para contar la historia.

Aunque hace muy poquito que publico en lanacion.com, mi trabajo en el diario arrancó hace más de 5 años. Desde mi primer día mis principales tareas se desarrollan alrededor de lo que ahora se llama “Líder de Proyecto”. Algo que disfruto hacer y un área en la cuál espero seguir creciendo.

Pero como Licenciada en Comunicación y con el amor por escribir siempre presente, hace ya muchísimo tiempo que escribo sobre series de televisión. Fanatismo que arrancó cuando tenía 13-14 años y que nació en aquel momento donde todo lo que veíamos lo veíamos realmente  por televisión.

Luego de proponer muchas ideas en diferentes sectores del diario, de insistir, sentarme, charlar y contar qué era lo que yo estaba viendo que faltaba… Llegó la oportunidad. Sí, después de tres años llegó mi oportunidad. Por fin alguien me dijo “Sentémosnos y pensemos un blog sobre series de televisión. Contame qué tenes ganas de hacer“.

Y me senté y lo conté. Trabajé en la presentación del proyecto y en cómo me gustaría hacerlo. Llevó su tiempo. Se pospuso algunas veces y, otras tantas, parecía que “Ya salía”. Toda esa espera terminó cuando, en octubre del año pasado, estaba publicando mi primer post.

No sé si esto significa que “otro más idóneo” no tiene el espacio (Creo que si se quieren los espacios, se trabaja y se consiguen). Lo que sí sé es que Fuera de Serie existe porque yo trabajé mucho e insistí todavía más. Y es por eso que lamento que mi post 120, tenga que ser para defenderme.

Sobre Fuera de Serie y yo como periodista.

Esto que me cayó gracias al mensaje de un amigo, contenía muchísimas críticas destructivas y comentarios dañinos. Es por eso no solo les quiero contar cómo nace Fuera de Serie sino también cómo intenté definir el espacio:

  • Más allá del formato blog, no quiero que Fuera de Serie se trate solo de mis experiencias personales. Mi principal idea fue construir un espacio de debate y opinión sobre las series que sigo y veo. Quiero que Fuera de Serie tenga un fuerte contenido periodístico: noticias, recomendaciones, críticas, adelantos. Un contenido que, al día de hoy, es muy reducido en la prensa argentina (Naveguen la prensa española. Van a ver de qué hablo)
  • Siempre recordar que el blog ES un formato digital. Una de las primeras clases que nos dan a quienes estudiamos periodismo es sobre las diferencias entre la prensa papel y la digital. Realmente pongo mucha insistencia en que mis textos sean ágiles, fáciles de seguir, con cierta profundidad pero breves. En definitiva, escribo pensando que esto es un blog y que mi texto está saliendo en un blog.
    No se debería escribir para digital como se escribe para papel.
  • Buscar no caer en la superficialidad de “Las cinco cosas que más te gustaron”. Y acá la dificultad relacionada con el punto anterior. Casi cualquiera que estudie periodismo pero que, además, tenga relación con BI (Business Intelligence) va a insistir en el concepto de los rankings. ¡Funciona? ¡Sí! Pero… ¿Hasta qué punto vamos a ser capaces de leer las cinco cosas de TODO? Y si ya cinco no son suficientes ¿A cuántas nos vamos? ¿10? ¿15?
    Con Fuera de Serie tengo la libertad de no preocuparme de eso y hacer cosas que me gusten más.
  • Buscar abrir el mundo seriéfilo para todos los lectores. Si bien ahora todos quieren hablar sobre series de televisión y pareciera que nadie quiere quedarse afuera. Yo tuve la suerte de estar en el momento en que este tema era algo de nicho. ¿Doctor Who? ¿Twin Peaks? Hasta Breaking Bad era una serie que recomendaba y que, en su momento, casi nadie me dió bolilla. Prueba de esto es que, con mi gran amiga Elle Black, por mucho tiempo nos tuvimos que conformar con debates que solo nos involucraran a nosotras dos.
    El mundo seriéfilo es enorme. No se detiene solo en Breaking Bad, en The Killing o en Mad Men. Desde mirar series sin nombre, participar en foros, crear fanfictions, memes, participar en la creación colectiva de subtítulos, volverte fanático de una webserie, convenciones, reuniones de café, eventos… hasta lo que seas capaz de imaginarte.
    Yo quiero que Fuera de Serie sea donde traigo (o traemos) todas esas cosas. Donde descubrimos preciosuras como El Ministerio del Tiempo o traduzco una nota de un periodista extranjero porque me resultó interesante o me pongo a ver una serie japonesa porque un comentarista insiste en que son LAS MEJORES.
  • Estar abierta hacia qué lugares se puede ir. Confundirme y corregir. En estos meses de Fuera De Serie he cometido algunos errores: de apurada, de distracción o, simplemente, porque soy un ser humano y cometo errores. Pero intento tener una actitud amigable y proactiva ante esos errores: corregir, releer, consultar, ver.
    Ser periodista no es ser perfecto. A veces se cometen errores… a veces se tiene que escribir apurado… A veces las cosas tienen que salir y no salen.
    En lo personal creo que lo interesante no es posicionarse como “el único y el que más sabe“. A mí no me interesa venir con el librito teórico para golpear la pantalla, eso me aburre. Me aburre muchísimo y siempre siento que, al final, no nos deja nada.
    Las críticas sobre mi estilo, mi formación o mi posicionamiento como periodista se las dejo a otros porque es otra cosa que me aburre bastante. Y, por otro lado, ¿quién soy yo para criticar el trabajo de otra persona? ¿quién me dió la autoridad?
    A veces… cometo errores. Pido mil disculpas y prometo seguir mejorando.
  • Ser fiel a mi estilo, opinión y siempre estar abierta a otras. Mi forma de escribir puede gustarles o no… pero les prometo que es muy personal e intento que así sea. Soy fiel a mi estilo, a mi opinión y jamás escribo sobre una serie que no sé o no ví.
    En lo personal creo que las series deben ser vistas como productos individuales y no porque, por ejemplo, la serie sea de los hermanos Wachowski deberíamos amarla ciegamente.
    Hay personajes que no me gustan, hay mid-seasons que odio, hay series que no soporto… aún cuando sea políticamente correcto decir que son geniales.
  • Tener espacio para otro contenido: Otra de las cosas que más valoro de Fuera de Serie es haber aprendido que no sólo se trata de recomendaciones y críticas, sino que también tengo el espacio y la posibilidad de escribir cosas como ésta. Y la verdad es que, aunque parezca poco, eso ya me pone enormemente contenta.
  • Las series son un espacio con identidad propia. Aunque suene feo, ni saber de radio o de cine es saber, necesariamente, sobre series. Es como decir que porque sabemos mucho de fútbol, sabemos muchísimo de tenis. Quienes insistimos en esto somos aquellos que logramos ver la evolución pero que, sobre todo, sabemos que la televisión nunca fue una caja boba.

Sobre lo que aprendí.

Mi madre me miraría con cara de extraña y me diría  ¿Recién ahora te das cuenta?.  Y, probablemente, tendría razón.

Lo cierto es que  por más que sepamos ciertas cosas, cuando nos pasan cierto tipo de cosas… seguimos sorprendiéndonos o nos agarra desprevenidos.

Esto es lo que yo rescato de toda esta situación:

  • Siempre va a haber alguien que sepa más que vos. Y espero seguir aprendiendo de ellos: Cario, Ana, Maru, Alita, Cristian, Fernando, Elle, Moi_Pixelada, Angie, TíaPussy, Majo, Magui, Santi, Giyu, Andy… son mis ídolos y cada charla/debate que tengo sobre series con ustedes es ORO. Y, sobre todo, aquellos que ni me conocen pero buscan debatir e intercambiar opiniones. Gracias.
  • Siempre va a haber alguien que sienta que le quitas una oportunidad que él/ella merecía más que vos. Un consejo: las oportunidades se consiguen. Se lucha, se insiste y se trabaja… nadie regala nada en este mundo.
  • Siempre va a haber personas que no están de acuerdo con tu opinión y que creen que, por ser distinta, vos estás equivocado. En estos casos no creo que haya opiniones incorrectas sino aquellas que no compartimos. Charlemos, armemos debate… dejemos de intentar imponer nuestra opinión desde el anonimato y donde el otro no puede respondernos. Eso, en definitiva, no sirve para nada.
  • La crítica destructiva existe y, más de una vez, la construcción tiene que venir de nuestro lado. Es lamentable pero es así.

[HTML1]

  • Algunas personas son, sencillamente, crueles e internet se ha convertido en una herramienta poderosa: el anonimato, la cercanía y la distancia. Mientras  leía esto que me cayó lo único que realmente me sorprendió fue la crueldad con la que se hablaba de una persona (en este caso, de mí). Quizá sea momento de empezar a entender que antes de quejarnos de la violencia, deberíamos reflexionar sobre nuestras acciones. ¿No? Hay que entender que la violencia tiene muchas formas y deberíamos repudiarlas todas.
  • Lo que hagas siempre va a ser criticado. Lo que hagas no puede gustarle a todo el mundo. Hay que tener una actitud mucho más positiva sobre la crítica pero, también, empezar a criticar desde un lugar más positivo.
  • Lo que importa, en definitiva, es que vos estés contento con tu trabajo. Sientas tu esfuerzo y puedas seguir disfrutándolo. Y lo estoy. He tenido oportunidades increíbles: viaje a San Francisco para cubrir el evento de Daredevil, he charlado con actores y directores de primera línea, he conocido gente maravillosa que ahora considero amigos y he logrado publicar tanto en OHLALÁ! como en Rolling Stone Argentina. Fuera de Serie tiene tan solo siete meses y no deja de crecer en visitas, comentarios y difusión en redes. Y, si bien creo que hay mucho por mejorar, este blog está cubriendo todas mis expectativas.

Ine, Edu, Pia, Flor, Vicky, Picky, Silvina, Sofía, Yamila, Rocío, Nacho, David, AnaM, Dolores, Juan, María Eugenia, Martín,  y todos los que no llego a nombrar. Gracias… Fuera de Serie tampoco sería lo mismo sin ustedes.

Saludos,

Soledad Venesio

Acerca de Sole Venesio

Escribo sobre lo que amo y algunos llaman a eso ser periodista. Series de televisión siempre y a veces por LA NACION, Revista OHLALA!, Fuera de Serie, MEH! Charlas sobre Series, IndieHOY y Huevos Revueltos.

1 comment on “Yo, Soledad Venesio

  1. Pingback: [Estreno] Volvió David Duchovny - Blogs lanacion.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: