Recomendados

[TBT] El delirio de Ally McBeal

Fuente: Ally McBeal fanpage

Las comunidades de Twitter e Instagram están siempre ávidas de incorporar nuevas siglas o reutilizar algunas del diccionario urbano. Quizá una de las primeras que hizo mella en la plataforma de microblogging fue #FF (follow friday) que, en un contexto donde Twitter recién empezaba a ser popular, permitía recomendar cuenta para seguir.

Hace bastante poco la farándula seriéfila se sumó a una de las nuevas tendencias: #TBT (Throwback Thursday) que, con los revival a la vuelta de la esquina, toma todavía más empuje. Muchos de estos actores y directores empezaron a compartir producciones de fotos viejas, fotos de personajes que interpretaron hace mucho tiempo, detrás de cámara y hasta recuerdan alguna escena en particular.

Uno de los más divertidos que vi fue el de David Duchovsny hace un par de semanas y que, además, generó la respuesta de Gillian Anderson.

Y fue cuando lo ví que pensé que este día podría ser la gran excusa para recordar algunas series viejas que marcaron nuestra vida seriéfila. La semana pasada tuvimos el placer de que Norberto nos contara sobre “El Hombre Nuclear” y, esta semana, me voy a meter con una de mis serie favoritas: Ally McBeal.

Sobre la serie

Fuente: Ally McBeal fanpage

“Ally McBeal” estrenó su primer episodio el 8 de septiembre de 1997 en Fox y se mantuvo en el aire hasta el 2002. Fue creada por David E. Kelley y formaron parte de su elenco principal: Calisa Flockart (Ally), Greg Germann (Richard), Jane Krakowski (Elaine), Vonda Shepard, Dyan Cannon (Whipper), Lisa Nicole Carson (Renée), Gil Bellows (Billy), Courtney Thorne Smith (Georgia), Portia de Rossi (Nelle), Lucy Liu (Ling) y James LeGros (Mark).

Ally McBeal, junto con Darma&Greg, es una de las series sobrevivientes de la temporada 97-98, registrado como el peor año para las series estreno.

En el episodio piloto conocemos a Ally, una joven abogada de Boston que abandona su trabajo debido a que uno de sus colegas la acosaba. En esta crisis de quedarse sin trabajo es que se reencuentra con Richard, un viejo compañero de la facultad que está iniciando su propia firma y la invita a trabajar con él.

Y aunque un drama parecía resuelto, lo que nuestra joven abogada no sabía era que allí mismo también estaba trabajando Billy, el gran amor de su vida y ex-novio.

Pero ese solo es el principio de esta historia. Ally va a continuar trabajando en el estudio de Richard, va a convivir con Billy (y su mujer), va a sobrevivir a las excentricidades de su secretaria Elaine y del otro socio John. Junto con todo esto, vamos a ir conociendo a las diferentes parejas de Ally, la vamos a acompañar (no sin llanto de por medio) a la muerte de Billy y compartir momentos únicos de delirio, ironía y alucinaciones que tanto nuestra protagonista como el estudio completo van a vivir.

Sin embargo hay algunas cosas que definen a Ally McBeal mejor que nada en este mundo:

  • Los baños del estudio: Ya en los primeros capítulos de la serie, Richard le explica a  Ally que hay baños únicos y se rompe la clásica separación entre hombres y mujeres. Va a justificar esta decisión diciendo algo de la igualdad, de promover el compañerismo y el respeto al otro. Esto genera que este espacio se convierta en un lugar de encuentro y donde suceden cosas extraordinarias como que sea el escondite de John cuando tiene su crisis o la ya clásica coreografía grupal:

[HTML1]

  • Los inventos de Elaine: La secreatia de Ally es, a mí entender, uno de los personajes más divertidos de la serie. Es el típico personaje que definiríamos como “Completamente adorable. Totalmente excéntrica” y que, además, representa a esa parte de la humanidad que todo el tiempo estamos pensando qué hacer (qué inventar) para poder dejar de trabajar. Entre los inventos que nunca voy a olvidar es el inodoro que cambiaba su temperatura, el corpiño mecánico y la máscara facial.
  • El karaoke (y la música en general): Luego de cada día agotador de trabajo, parte de nuestro grupo iría a tomar un trago al bar que se encontraba debajo del estudio. Allí también podía suceder cualquier cosa: se subirían al escenario para cantar, Elaine haría un solo, festejarían por el éxito o ahogarían en alcohol las penas amorosas. Lo cierto es que había una constante infaltable, Vonda Shepard estaría allí tocando el piano y cantando.
  • Los artistas invitados: Ahora estamos muy acostumbrados que artistas de otros medios participen en series de televisión pero, personalmente, creo que Ally McBeal fue una de las series que colaboraron con esto. Tanto Jon Bon Jovi (Victor Morrison) que tuvo un personaje recurrrente en la quinta temporada, como participaciones especiales como la de Sting:

[HTML2]

  • Sus alucinaciones: Uno de los recursos que hacen de Ally McBeal una serie única es cómo supo lograr que una serie de abogados sea divertida y no caiga en la típica cuestión de dramas y seriedad. Ally McBeal trajo muchísima animación a la pantalla mostrándonos los delirios e imaginación de Ally, un recurso que después vamos a ver en Eli Stone y hasta en The Good Wife (solo por nombrar algunas).

¿Qué significó Ally McBeal en las series de abogados?

Para mí Ally McBeal es una de esas series que todos deberíamos ver y disfrutar. Es maravillosa porque logró traer humor a una temática que normalmente se toma muy en serio a sí misma. ¿Una serie de abogados que bailan y cantan? ¿Una serie de abogados que aparecen bebés bailarines? ¿Una serie de abogados que se permite reírse de los abogados?.

Pero no por tener grandes momentos de humor esta serie desperdició o simplificó los enormes conflictos dramáticos y emocionales. Y es acá donde la vida personal de los personajes viene a ocupar espacio: los dramas amorosos, las enfermedades, las inseguridades, los desencuentros. Todo nos lleva a un plano emocional y nos conecta con esas historias increíbles. Ally McBeal fue la primera serie de televisión que me hizo llorar y fue , obviamente, con la despedida de Billy.

Aunque suene repetitivo creo que lo mejor de Ally McBeal es que todos sus personajes tenían una historia interesante por contar. Todos sus personajes colaboraban con la historia general pero también construían situaciones personales con cierta profundidad, además de lograr con mucha naturalidad la incorporación de nuevos personajes (y con ellos, nuevas historias).

Hoy, 18 años más tarde, no quedan dudas que es Ally McBeal la serie que permitió, inspiró y dió lugar a grandes series de abogados de las cuales hoy somos fanáticos.

 Si queres seguir las novedades de “Fuera de Serie” podes hacerlo desde Twitter  ACÁ  o Facebook ALLÁ 🙂

Acerca de Sole Venesio

Escribo sobre lo que amo y algunos llaman a eso ser periodista. Series de televisión siempre y a veces por LA NACION, Revista OHLALA!, Fuera de Serie, MEH! Charlas sobre Series, IndieHOY y Huevos Revueltos.

0 comments on “[TBT] El delirio de Ally McBeal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: