Recomendados

Lost in Space: ¿por qué molesta tanto que sea políticamente correcta?

O aquella historia que ahora es liderada por mujeres

Disfrutando del absoluto esplendor de la ciencia ficción y con muchísimas historias que nos llevan al espacio, la idea de los remakes se convirtió en algo de todos los días y los espectadores se empiezan a preguntar cuál es el límite entre el homenaje y la falta de creatividad.

LostInSpace
Lost in Space | Netflix | Foto de prensa

Basada en la serie creada por Irwin Allen en 1965, no hay dudas que la remake de Netflix se suma a varias tendencias que anteceden y superan a la plataforma. Por un lado la última explosión del mundo de la ciencia ficción en la televisión que, particularmente, se trataba de un formato que dejó de lado a este género. Por otro nos encontramos con la búsqueda de muchos canales y plataformas que, con el aumento de consumo de contenido, traen de regreso historias que fueron exitosas para darles una vuelta de tuerca y renovarlas.

Manteniendo muchas líneas narrativas de su serie original, Lost in Space nos presenta una colonia espacial (The Resolute) que escapó del Planeta Tierra frente a la amenaza destructora de un meteorito llamado The Christmas Star. Dentro de esta enorme nave espacial nos encontramos con distintas familias que fueron seleccionadas luego de rigurosos exámenes y que son quienes le darán continuidad a la humanidad en un nuevo planeta. Es en este gran grupo que conocemos a los Robinson (grupo familiar conformado por: Maureen, Maureen, Penny, Judy y Will) y son ellos nuestros principales narradores.

El conflicto principal aparece cuando, en el viaje hacia su nuevo planeta, The Resolute sufre el ataque de un robot extraterrestre que obliga a sus habitantes a escapar y aterrizar en un planeta desconocido. Allí se enfrentarán a distintas criaturas (habitantes del planta), buscarán reunirse y sobrevivir, así como también encontrar la forma de poder regresar a su nave nodriza una vez que conocen la noticia de que el peligro ya pasó.

Disfrutando de un fuerte foco en lo que representa la aventura, exploración del nuevo planeta y la resolución de distintos desafíos (en donde la combinación de las habilidades de los Robinson juega un rol fundamental) también se trata de una ficción que explora las relaciones humanas y qué significa el “otro” extraño (desde el peligroso desconocido hasta la fidelidad de la amistad).

Con sus diez episodios ya disponibles en Netflix, la ficción no alcanzó un gran reconocimiento y sí despertó unas cuantas críticas negativas. Entre algunas de las más resonantes está el cuestionamiento sobre la forma en que los guionistas decidieron aggiornar la historia original y hasta donde se trataba de una movida que solo busca ser políticamente correcta.

Que un árbol no te tape el bosque

FueraDeSerieLostInSpace
Lost in Space | Netflix | Foto de prensa

En líneas generales Lost in Space me gustó muchísimo y, dentro de la categoría en la que se ubicó, me parece una producción más que interesante para mirar. ¿A qué me refiero con todo esto? Que no logré coincidir con muchas de las críticas que leí y, por el contrario, me parece que dejaron una gran cantidad de cosas de lado o desvalorizaron algunos puntos de la ficción:

  • Hablar de una remake no es algo necesariamente malo. Todos podemos coincidir en que la idea de que la televisión esté repleta y solo traiga series zombies no es para nada alentadora sino que, por el contrario, llega a ser aterrador. Y si bien ya hemos hablado que la necesidad de cubrir más horas de contenido está desembocando en una falta de innovación, también es cierto que el origen de una ficción no es un elemento condenatorio. Son tantos los casos de éxito y fracaso que, como espectadores, tenemos que invitarnos a nosotros mismos a descubrir una historia y ver qué es lo que tiene para proponernos; solo una vez vista la serie deberíamos ser capaces de evaluar un juicio de valor. En lo personal creo que la apuesta es aún más exigente y una ficción no es mala porque es una remake sino que lo es porque tiene una narrativa, adaptación, actuaciones o recursos que no terminan de funcionar.
  • Por qué nos sigue molestando ver a mujeres líderes dentro de la ciencia ficción. Otra de las grandes críticas alrededor de Lost in Space se centra en que la producción fue sobre lo seguro, construyendo personajes femeninos muy fuertes y masculinos débiles. En contraposición a esta postura creo que, uno de los puntos a destacar de la serie es que logró un muy buen equilibrio entre las personalidades, habilidades y aportes de los distintos personajes a la historia principal. Pero sobre todo vemos que cada uno de ellos comete errores, tiene aciertos milagrosos y enfrenta varios fantasmas (la muerte, la separación, la traición, el miedo).
    Poniéndome algo más política y entendiendo que todavía hay grandes diferencias salariales entre actrices y actores, así como que el universo de la ciencia ficción todavía excluye a las mujeres (delante y detrás de cámara), encontrarme con personajes femeninos científicos me parece simplemente maravilloso. Pero con esto creo que, nuevamente, se pierde el foco del debate: si narrativamente Lost in Space construye situaciones interesantes ¿por qué no dejar de lado el género de ese personaje y pensar su construcción, diálogos y relieve?
  • Lo familiar no es sinónimo de algo malo. Con un tinte menos oscuro, de más entretenimiento y convirtiéndose en una historia algo más liviana que otras ficciones espaciales, Lost in Space fue catalogado por muchos de nosotros como una ficción para ver en familia. Sin embargo esto fue tomado como algo negativo y que representaba ciertas debilidades narrativas de la serie. En este punto me gustaría retomar otro de los debates que me resultan interesantes: no todas las ficciones deberían apuntar al mismo público ni nosotros, como espectadores, esperar las mismas cosas de aquello que miramos.
    En este sentido Lost in Space es una ficción entretenida, que sabe combinar muy bien sus diferentes humores y que, en su coralidad, da espacio a distintos conflictos que pueden apelarte desde lugares diferentes. No todo debe ser oscuro, retorcido o extremadamente profundo para ser bueno.

El resto de los árboles también importan

FueraDeSerieLostInSpace
Lost in Space | Netflix | Foto de prensa

Familiar, entretenida y con personajes interesantes, no son los únicos atributos que Lost in Space tiene:

  • Como ficción espacial que se involucra en nuevos planetas, tanto en las construcción de la naturaleza (animal y vegetal) y geografía del nuevo Planeta, como las naves espaciales y el gran Robot que toma protagonismo, la fotografía de la serie me pareció alucinante. Fueron muchas las tomas (o secuencias) que me resultaron una belleza absoluta y sorprendieron por su calidad técnica. En este punto creo que lograron un muy buen equilibrio en modernizar la estética de la serie al mismo tiempo que homenajearon algunas situaciones y personajes de la ficción original.
  • Otro de los recursos que me gustó mucho cómo lo trabajaron fue la música. Recordándome a la primera trilogía de Star Wars, me encantó ver cómo cierto tono y música melódica fue la que coronaba las distintas situaciones. Me sorprendió mucho encontrarme que el responsable de este trabajo fue Christopher Lennertz, a quien conocemos por su trabajo en Supernatural, Agent Carter, Galavant y una lista eterna de películas.
  • En cuanto a las interpretaciones es cierto que no son brillantes (nadie está dando cátedra) pero me gustó mucho la química que se formó entre el elenco que da vida a la familia principal. Con un relato coral, la ficción supo muy bien cómo disimular las falencias en la actuación al dar mayor y menor espacio a determinadas historias, así como permitir que algunos personajes dieran un paso hacia delante en algunos (y no todos) los momentos.
    Junto con la familia hay tres personajes que se destacan: el Robot (el cual, estéticamente, me encantó); Dr. Smith (una villana bastante infantil, pero que tuvo enormes momentos muy oscuros) y Don West (un técnico que realmente evoluciona dentro de la historia).
  • Por último creo que esta temporada está muy bien estructurada y logra, a lo largo de sus diez episodios, mantener un ritmo interesante así como avanzar con sus diferentes historias. Aunque muchas situaciones caen en cierto aire infantil y de fantasía, todo el tiempo están pasando cosas y mantiene un ritmo que combina la adrenalina de la aventura espacial con los dramas familiares y sociales de un grupo en crisis.

En definitiva Lost in Space no se trata de una ficción que va a cambiar sus vidas seriéfilas pero sí que resulta entretenida, que muchos de sus aspectos estéticos son interesantes y que va a servir como introducción a un género magnífico a muchos que siempre le temen.

Ficha técnica

  • Género: aventura, ciencia ficción y drama familiar.
  • Creador serie original: Irwin Allen.
  • Desarrollado por: Matt Sazama y Burk Sharpless.
  • Elenco: Toby Stephens, Molly Parker, Maxwell Jenkins, Taylor Russell, Mina Sundwall, Ignacio Serricchio y Parker Posey.
  • Compositor: Christopher Lennertz y John Williams (tema original).
  • Productor ejecutivo: Matt Sazama, Burk Sharpless, Zack Estrin, Kevin Burns, Jon Jashni, Neil Marshall y Marc Helwig.
  • Productoras: Sazama Sharpless Productions, Applebox Entertainment, Synthesis Entertainment, Clickety-Clack Productions y Legendary Television.
  • Distribuidora: Netflix.

Los invito a sumarse a la comunidad de Fuera de Serie, en Facebook, Twitter , TvTime o YouTube 🙂

0 comments on “Lost in Space: ¿por qué molesta tanto que sea políticamente correcta?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: