Recomendados

Trauma: ¿qué le está pasando a la televisión británica?

El amor al drama inglés nos puede llevar a la perdición

En algún punto termina siendo reconfortante tener ciertas seguridades seriéfilas y saber que, cuando buscás algo específico, tenés en claro hacia donde dirigirte. Es por eso que la fórmula de “dramas + televisión británica + nombre de ciertos actores o creadores” puede ser toda una tentación. Pero ¿es una garantía del 100%?

FueraDeSerieTrauma
Trauma | ITV | Foto: Alex Bailey

Escrita por Mike Bartlett y dirigida por Marc Evans, Trauma es una miniserie de tres episodios que estrenó en ITV en febrero de este año. Un mes que, si hacemos algo de memoria, fue particular para los seriéfilos porque parecía que todos los días nos enfrentábamos a una nueva ficción (breve) británica y que John Simm siempre tenía el placer de aparecer.

Definido como un thriller psicológico, en este caso la historia se centra en dos personajes masculinos. Por un lado conocemos a Dan (Simm), un cocinero de clase trabajadora quien en un muy extraño acto de violencia pierde a su hijo mayor; por el otro Jon (Adrian Lester) es un prestigioso cirujano que tiene un gran recorrido como médico, y es quien atiende a Álex cuando es ingresado al Hospital.

Es esta situación de absoluto dolor y apertura emocional que hace que los dos personajes establezcan una relación bastante extraña, iniciando con Jon participando del funeral de Álex y escalando rápidamente a una búsqueda de explicaciones (y hasta mínimos detalles) por parte de Dan, quien está convencido que no se hizo todo lo suficiente para salvar a su hijo.

Generando una dinámica de persecución y huida, así como de distintas búsquedas de culpabilidad; durante los tres episodios vemos cómo esta muerte está constantemente presente pero también la idea de “aquellos que quedan” y cómo viven el luto.

FueraDeSerieTrauma
Trauma | ITV |

Seguir encontrándonos con dramas de tres episodios es interesante porque proponen una experiencia muy diferente alrededor de la ficción. La forma en que deben manejar todos sus elementos narrativos se encuentra reducida al máximo y cada momento debe ser aprovechado porque, de lo contrario, se convierte en una oportunidad perdida.

Es en este punto que Trauma hace muchísimas cosas bien:

  • Tiene buenos personajes que son introducidos rápidamente. Tanto en el caso de los principales como los secundarios, todas las historias están muy bien construidas y cuentan con un buen material como guión. Rápidamente sabemos quiénes son, cuál es su recorrido y sus principales relaciones. Si bien cada vez estamos  más acostumbrados a personajes con relieves y grises; esta ficción realmente logra que como espectadores uno pueda mantener una relación emotiva con las dos historias, reconocer su dolor y errores pero también proyectar qué significa la pérdida de una persona querida. El concepto de luto, de encontrar un cierre o explicación, de ver la construcción de otros sobre uno y sentirse indefenso; son todas las ideas que vemos constantemente re-interpretadas en el arco argumental principal. Pero la verdadera inteligencia es que lo logran sin golpes bajos al mismo tiempo en que son aprovechadas y enriquecen cada uno de sus recorridos.
  • Sabe manejar la tensión entre sus historias. La idea de utilizar la estructura clásica de los antagonistas siempre es tentadora pero también puede significar un gran fracaso narrativo. Quizá por eso es que Trauma aprovecha al máximo la posibilidad de tener en pantalla personajes que no son ni buenos ni malos sino que son sencillamente humanos. En ese sentido el viaje es siempre un vaivén, un movimiento que permite que uno conecte con aquello que se está contando desde diferentes perspectivas. Es decir, mientras sufrimos lo absoluto de la muerte de Álex también queremos que la hija de Jon esté a salvo y no pague por un crimen ajeno. Mientras que queremos que el culpable pague por la muerte de Álex también logramos comprender que su fallecimiento no es culpa (absoluta) de Jon. Movimientos que no entran necesariamente en conflicto sino que uno los transcurre de manera orgánica y natural.
  • Construye un relato realista. Uno de los puntos más dolorosos de mirar este tipo de historias es la posibilidad (verdadera) de encontrarnos en una situación similar. La idea de nuestros hijos sufriendo un ataque absolutamente random, recibir aquel llamado anunciando la tragedia, enfrentar lo absoluto de la muerte y verse obligado a la necesidad de “rearmarse” (reconstruirse), nos pone la piel de gallina y despierta las peores pesadillas. Trauma no teme llevarte a ese oscuro y logra que el recorrido de los padres se mantenga siempre verosímil y, hasta en los momentos más alocados, uno puede comprender la idea final de las escenas, puede entender el dolor que los consume y lleva a situaciones algo extremas.
  • Logra un gran manejo de la información. Junto con las muy buenas actuaciones creo que uno de los puntos más fuertes de la serie es su narrativa, la cual se ve potenciada por la necesidad de verse comprimida en tan solo tres episodios. Me gustó muchísimo cómo a medida que avanzamos, van brindándote nueva información y que esta realmente abre el panorama o te muestra una parte nueva de la fotografía.
    La búsqueda de demostrarte que no todo es siempre lo que parece, de sorprenderte y de que aquel dato nuevo es importante, cambia tu perspectiva o amplía tu conocimiento, es un movimiento que puede volverse agotador pero en una temporada tan corta (y bien utilizado) termina siendo enriquecedor.

En definitiva: no estamos frente a una serie alucinante que revolucionó la pantalla pero sí una producción correcta. Con muy buenos momentos de tensión y drama, con actuaciones que logran resaltar muchísimo y con una historia sencilla (no innovadora); es una serie que vale tener en cartera para cuando no sabés qué mirar pero tampoco te querés comprometer con una historia que te lleve demasiadas horas.

Ficha técnica

  • Género: thriller psicológico.
  • Elenco: Adrian Lester, John Simm, Lyndsey Marshal, Jemima Rooper, Jade Anouka, Albie Marber, Raffiella Chapman y James Gasson.
  • Guionista: Mike Bartlett.
  • Director: Marc Evans.
  • Productores ejecutivos: Mike Bartlett, Rupert Bray, Francis Hopkinson y Catherine Oldfield.
  • Compositor: Christian Henson
  • Productora: Tall Story Pictures.
  • Cadena original: ITV

Los invito a sumarse a la comunidad de Fuera de Serie, en Facebook, Twitter , TvTime o YouTube 🙂

1 comment on “Trauma: ¿qué le está pasando a la televisión británica?

  1. Pingback: 5 dramas para mirar durante julio – Sole Venesio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: