Recomendados

Mil razones para no mirar “Diablo Guardián” y una sola para no dejarla

¿Qué sería la televisión sin sus placeres culposos?

Hay un grupo de reglas seriéfila que a veces nos cuesta aceptar pero que debemos reconocer que son tan verdadera como posibles o constantes. Si bien ya hemos hablado sobre ellas en más de una ocasión, en el momento de presentar una ficción como “Diablo Guardián”, parece un buen paso en donde iniciar: “No todas las series deben ser o pueden ser fabulosas, no siempre necesitamos grandes historias, así como tampoco siempre somos capaces apropiarlas”.

Entonces, en los momentos en que todo aquello se convierte en una realidad, ahí es cuando está bueno darle play a una ficción como esta.

La salida a la chancha

FueraDeSerieDiabloGuardián
Diablo Guardián | Amazon

Difundida como la primera serie de Amazon en español, “Diablo Guardián” también es la primera producción mexicana de la plataforma. Llevando a la pantalla chica la novela que Xavier Velasco publicó en el 2003, su temporada tiene diez episodios los cuales están disponibles desde principio de mayo. La historia se centra en una joven que decide tomar como nombre artístico el de “Violetta” (Paulina Gaitán) y, en el momento en que la conocemos, está viviendo con sus padres (a quienes describe como tacaños y estafadores) aunque no deja de hablar sobre su enorme fascinación por vivir en Nueva York así como empezar su vida desde cero.

Y en la primera oportunidad que tiene, lo hace: arma el bolso, roba dinero y se va a Estados Unidos. Ahí es donde inicia el recorrido en el que la acompañamos: desde el lujo desmedido y lo que se convierte en un cuento de hadas, hasta la marginalidad, el abuso de drogas y la prostitución.

En paralelo a esto también conocemos a Pig (Adrián Ladron), un estudiante de periodismo que se va a involucrar con la vida de Violeta y en este proceso también va a atravesar sus propios fantasmas: abusos de drogas, la muerte de su abuela y lo que parece ser su gran historia de amor.

Con un cassette que parece ser el hilo conductor, idas y vueltas en el tiempo y un buen número de personajes que se dejan en el camino; la primera temporada tiene un cierre que podría ser definitivo (en el caso que Amazon no la renovara) pero que también deja algunas puertas abiertas.

Nada tiene sentido

FueraDeSerieDiabloGuardián
Diablo Guardián | Amazon Studios

A la hora de pensar esta serie hay que tener algunas cosas en cuenta: si en un futuro lejano alguien analizara la televisión de esta década, “Diablo Guardián” no aparecería en absolutamente ningún ranking o destacado, y su etiqueta de “primera serie en español” seguramente quedaría tan olvidada en el tiempo como la propia serie.

Aunque algo brutal, semejante declaración surge de varios puntos con los que creo muchos de ustedes van a poder coincidir:

  • La historia sufre de muchísima pobreza y desde lo argumental hasta lo narrativo hay tantos ruidos que resulta difícil escuchar los diálogos. No solo hablamos de una temática por demás repetida (“chica que viaja a cumplir sus sueño en una ciudad grande de Estados Unidos y fracasa“) sino que también es poco innovadora en el tratamiento de la temática, constante cae en lugares comunes y muchas de las resoluciones que plantea son tan ridículas como infantiles.
  • Es imposible negar la realidad del contexto en el cual nos encontramos y hoy más que nunca existe cierta responsabilidad a la hora de la construcción sobre la sexualidad femenina. Si bien es cierto que no es una obligación, en los últimos años hemos visto muchísimas series que se destacaron sobre cómo trabajaron este tema y el contraste está, así que resulta imposible no hacer la comparación. No me quedan dudas de decir que “Diablo Guardián” pierde oportunidades constantes de hacer algo interesante: desde la exploración y descubrimiento sexual, hasta la idea de “poder” sobre el propio cuerpo y la decisión de usar el cuerpo propio como medio. Pero también desde el otro lado: el abuso sobre el cuerpo, la construcción de intimidad, la exposición y autopreservación. Todo queda lavado, liviano y superficial; tanto en los momentos de éxtasis como de autodestrucción los personajes parece estar simplemente paseando.
  • Y si hablamos de los personajes también nos enfrentamos a estereotipos y lugares comunes: desde qué representa ser mexicano, hasta latino en Estados Unidos, el narcotraficante o quien parece ser el clásico norteamericano del sur. En este punto la serie tampoco trae algo interesante para mirar y todos los recorridos sufren de los mismos pecados que el arco argumental principal, sumado a que a los personajes no se les permite crecer, aprender y avanzar en su propia historia. ¿Cuántas veces Violetta puede confiar ciegamente y ser engañada? ¿Cuántas personas puede ella engañar con la misma mentira? ¿Cómo uno va de “ser adicta” a simplemente no serlo?. 
  • Por último los tiempos narrativos y el juego entre “pasado y presente”, no terminan de funcionar; uno está constantemente confundido (y no en un buen sentido) y el paso del tiempo no queda del todo claro (¿será que los únicos que envejecemos somos los espectadores?). Esto genera, por ejemplo, que ciertos giros argumentales que en potencialidad podían ser interesantes, queden deslucidos y no tomen la dimensión correcta.

Con toda esta enorme mochila de fallidos, también es cierto que la serie está muy bien filmada y la calidad de la imagen (por ejemplo, en la construcción de planos) es muy buena. Además Paulina Gaitán hace un gran trabajo y (aunque su historia y guión fracasen)  termina presentando un personaje carismático, extrañamente encantador y con el cual uno termina enganchándose. 

En definitiva no hay verdadera explicación de por qué uno termina de mirar esta primera temporada o el hecho de que uno avance sabiendo que la serie es mala y se va poniendo pero. Pero en definitiva los guilty pleasures son así y, como placer culposo, “Diablo Guardián” es quizá uno de los mejores que ví en estos últimos años.

Ficha técnica

  • Género: Drama.
  • ElencoPaulina Gaitán, Adrián Ladron, Andrés Almeida, K.C. Clyde, Leonardo Ortizgris, Mitchell Slaggert, Pedro Alonso, Enrique Arreola, Armando Espitia y Liz Gallardo.
  • Guionistas: Catalina Aguilar Mastretta, Carlos de Pando, Fernanda Eguiarte y María López Castaño.
  • Directores: Batan Silva, Hiromi Kamata y Marc Vigil.
  • Basada en: “Diablo Guardián” de Xavier Velasco.
  • Productora: Televisa Alternative Originals y Amazon Prime Video.
  • Disponible en Argentina: Amazon Prime Video.

 

Los invito a sumarse a la comunidad de Fuera de Serie, en FacebookTwitter , TvShowTime o YouTube 🙂

 

0 comments on “Mil razones para no mirar “Diablo Guardián” y una sola para no dejarla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: