Recomendados

“Russian Doll”: ¿cuándo dejaremos de hablar de la ola millenial?

Una simpática conexión con "Groundhog Day"

Es muy divertido ver cómo ya se transformó en una costumbre que Netflix sorprenda con series que nadie esperaba (y ellos no comunicaron) y desilusione con aquellas que son el centro de sus campañas de marketing. “Russian Doll” fue, durante meses, una favorita de los medios norteamericanos que tuvieron acceso por adelantado a sus episodios. Sin embargo la plataforma casi parecía haberse olvidado de su estreno.

“Russian Doll” | Netflix

A veces, vale la pena escuchar a los gringos

Viviendo y moviéndonos en el mundo de la prensa argentina, es inevitable que nos quedemos afuera de ciertas tendencias y comunicaciones. Tanto es así que resulta simpático cuando notamos que las cuentas de medios norteamericanos parecen sincronizarse y difunden una misma noticia. Y eso solo puede significar una sola cosa: el canal en cuestión liberó la temporada para que escriban sobre ella y/o se viene alguna perlita a la cual prestar atención. Y fue eso mismo lo que pasó con “Russian Doll“, una ficción de la cual no se habló de manera local pero que las alarmas norteamericanas prendieron más de una luz anunciando su estreno.

Russian Doll” alcanzó los 8.1 puntos en IMDb, un 96% en Rotten Tomatoes y 8.94 en TvTime.

Creada por Natasha Lyonne, Amy Poehler y Leslye Headland, la serie se define dentro del dramedy con toques de humor negro y muchísima fantasía. La historia se centra en Nadia, quien en su cumpleaños número 36 muere cuando la atropella un taxi. A partir de este trágico evento, la acompañamos en cada uno de sus regresos a la vida: en el baño, antes de salir para encontrarse con una de sus mejores amigas y, sin importar lo que haga, volver a morir.

En la desesperación por entender qué le está pasando y por qué entró en este ridículo círculo de “vida y muerte”, la acompañamos en un repaso de todas las posibles razones así como reevaluar muchas de sus relaciones y revisitar momentos fundacionales de su vida que mantenía olvidados.

Con una primera temporada de ocho episodios de media hora, la serie fue dirigida por Headland y Jamie Babbit, mientras que Lyonne se guardó el capítulo final para contarlo desde su perspectiva. Entre los nombres a destacar están el del compositor Joe Wong (a quien ya conocíamos de “Master of None“) y, quienes son seriéfilos de vieja data, dentro del elenco reconocerán a: Greta Lee (“Nurse Jackie“), Yul Vazquez (“Magic City“), Charlie Barnett (“Chicago Fire“) y Elizabeth Ashley (“Treme“).

Ni millenial ni “El día de la marmota”

“Russian Doll” | Netflix

Últimamente me siento en un loop en donde constantemente repito “No es una serie que te va a romper la cabeza, pero sí una ficción simpática“. Es que, aunque se sienta como un discurso simplista, también es muy honesto: hoy la televisión está repleta de shows que entretienen pero que no logran realmente traer algo novedoso. Así como también es verdad que “la novedad”, es una meta cada vez más difícil de lograr por el enorme volumen de contenido que una persona consume casi sin descanso.

En este contexto “Russian Doll“, es una propuesta muy entretenida que, sin realmente sorprender con su historia o desenlace, sigue siendo una serie con la que vale la pena involucrarse ¿por qué?

  • Su principal y mayor encanto es el enorme trabajo que Natasha Lyonne hace como protagonista. Desde su look, su forma de expresarse y recorrido narrativo, todo a su alrededor es fantástico. Si bien es verdad que venimos hablando muchísimo sobre la importancia de los personajes femeninos protagonistas, también cierto que muchos de ellos se empiezan a parecer demasiado. En este punto es en donde creo que Nadia hace su aporte más importante y se convierte en una bocanada de aire fresco: sin ser construida como una antihéroe, sabe jugar con los límites de lo socialmente correcto e incorrecto. Lejos de convertirse en un ícono de moda o un personaje absolutamente stylish, es claro su estilo y pequeños toques fashionistas. Lejos de presentar un personaje andrógino, no teme coquetear por igual con elementos tradicionalmente pensados como binarios: desde su profesión, su forma de expresarse y de caminar, hasta el pequeñísimo detalle de cómo agarra el cigarrillo par fumar. Y es que, en definitiva, detrás del armado de Nadia existe un enorme cuidado y detalle en el trabajo sobre su identidad que se siente sumamente natural y refrescante.
  • Otro de mis puntos favoritos es la forma en que la historia está contada y cómo supera todos los riesgos que corrían al repetir situaciones. No se siente como una serie estática sino que logran un gran dinamismo al introducir pequeños cambios en la narrativa así como elementos y personajes (que brillantemente irán reconectando y reapareciendo a lo largo de la serie). En este mix, el juego con las situaciones bizarras y lo absurdo (admitámoslo: algunas de las muertes de Nadia son sumamente absurdas) terminan de dar ese toque encantador y único que forma parte de la identidad del show.
  • Seguido a este punto, el trabajo de Joe Wong me parece sencillamente alucinante. Sin alejarse demasiado de lo que también hizo para “Master of None“, musicalmente el show tiene una identidad y ambientación muy clara. Amo el ritmo que sumó a la serie y cómo también consigue cierto equilibrio con el que logra que la música tenga momentos de gran protagonismo así como aquellos en los que simplemente acompaña.

I think with Russian Doll, it’s more balanced. There’s certainly really important song moments, but also really important score moments. It kind of just depends. If you’re an architect, there’s an element of artistry to it, but whatever you make has to fit onto the plot of land and serve the function of whoever is hiring you. Being a composer is the same thing

Joe Wong. Entrevista para “Milwaukeerecord
  • Con el resto de los elementos (la historia en sí misma, su resolución, el elenco completo y la ambientación), nos encontramos con una ficción robusta pero que no se arriesga demasiado. La ciudad de Nueva York y típicos personajes de la ciudad, son el escenario ideal para este tipo de recorridos. El elenco permite brillar a Lyonne en su rol protagónico sin dejar de traer algún elemento interesante a la serie. Y, por último, la historia, no deja de tratarse de una búsqueda personal (y reconexión humana) presentada en un formato cíclico.

Ficha técnica

  • Género: dramedy.
  • Creadoras: Natasha Lyonne, Leslye Headland y Amy Poehler.
  • Elenco: Natasha Lyonne, Greta Lee, Yul Vazquez, Charlie Barnett y Elizabeth Ashley.
  • Compositor: Joe Wong.
  • Productores ejecutivos: Natasha Lyonne, Leslye Headland, Amy Poehler, Dave Becky, Tony Hernandez, Lilly Burns y Allison Silverman.
  • Productores: Kate Arend, John Skidmore y Ryan McCormick.
  • Fotografía: Chris Teague.
  • Editores: Todd Downing y Laura Weinberg.
  • Productoras: Universal Television, Paper Kite Productions, Jax Media y 3 Arts Entertainment.

Los invito a sumarse a la comunidad de Fuera de Serie en FacebookTwitterTvTime YouTube 🙂 

1 comment on ““Russian Doll”: ¿cuándo dejaremos de hablar de la ola millenial?

  1. Pingback: Marzo: preparados para el atracón – Sole Venesio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: